© 2019 Centro Respiratorio de México

 

Tepepan 57, Col. Toriello Guerra, Delegación Tlalpan, C.P. 14050, CDMX, México
Teléfonos | 5171 - 5107 |  5171 - 3654 | 5424 - 1748

Contacto: centro.respiratorio@hotmail.com

Temas de interés

Asma y Obesidad

 

El asma y la obesidad son dos enfermedades que pueden co-existir e impactan considerablemente la salud pública. Ambos padecimientos son enfermedades crónicas, inflamatorias. Se conoce que el asma es más frecuente en población obesa, Cambios hormonales asociados al incremento del depósito de tejido adiposo puede contribuir a la inflamación crónica de la vía aérea, de ahí su coexistencia.La prevalencia de la obesidad y el asma en forma independiente también se ha ido incrementándo En nuestro país no es la excepción, la prevalencia de asma, anda alrededor de 8-9%, que significa que existen entre 10 y 11 millones de asmático, y para la obesidad, la prevalencia anda en 24% de la población, significa que casi 12 millones de mexicanos son obesos

 

La obesidad se ha incrementado desde la década de 1970 en todo el mundo. Este problema se atribuye a los cambios en el estilo de vida de la población, principalmente al mayor consumo de comida rápida y menor actividad física.

Con el aumento de la epidemia de la obesidad en países como en Estados Unidos y ahora en México, se conoce más claramente la asociación entre gravedad del asma y la presencia de obesidad.

 

Por ejemplo, se sabe que el riesgo de padecer asma se incrementa en 10% por cada unidad de índice de masa corporal (25 y 30 kg/m 2)Además, en los pacientes obesos puede haber factores que induzcan síntomas respiratorios o mayor presencia de reflujo gastroesofágico, esto último también lo padecen los asmáticos. Cuando el índice de masa corporal es superior a 35 kg/m2, tienen seis veces más probabilidades de tener reflujo gastroesofágico y esto se asocia más en mujeres.Además los pacientes obesos no asmáticos manifiestan alteraciones cardiopulmonares, similares a las que padecen los pacientes asmáticos: falta de aire al realizar ejercicio, aumento en el esfuerzo respiratorio y disminución del calibre de las vías aéreas .

 

Es por ello que la reducción del sobrepeso del 13 al 20% se relaciona con disminución de obstrucción de las vías aéreas .

 

Es recomendable la disminución de peso en los pacientes asmáticos, pues con ello se reducen su morbilidad, las alteraciones mecánicas pulmonares, inflamatorias y obstructivas de las vías aéreas, la estimulación de la actividad adrenal, la prescripción de fármacos, las manifestaciones del síndrome de apnea obstructiva del sueño y el reflujo gastroesofágico.

 

Bibliografía

1. Asma y Obesidad. Soule D. Rev. paul. pediatr. vol.31 no.2 São Paulo June 2013.2. Asociación entre asma y obesisdad. Arch Bronconeumol. 2007;43:171-5. - Vol. 43